El tempo musical es un concepto que da lugar a muchos errores y falsas interpretaciones. Así, por ejemplo, la mayoría de la gente supone, falsamente, que el tempo se mide en negras por minuto. Esto es un completo error: El tempo indica el número de pulsos o tiempos que se interpretan por minuto de un determinado tipo de compás y su unidad es el bmp (Beats Per Minute). De hecho, no es raro encontrar en programas informáticos que funcionan como metrónomos, para ordenadores o para dispositivos smartphone, una implementación completamente errónea de los algoritmos de temporización.